ATLETAS DOMINICANOS DE ASCENDENCIA HAITIANA: VENCIENDO OBSTÁCULOS DENTRO Y FUERA

 

Atletas dominicanos de ascendencia haitiana: venciendo obstáculos dentro y fuera de las competencias deportivas

Por: Alberto Pierre

A pesar del racismo institucionalizado, la comunidad dominicana de ascendencia haitiana ha seguido dando grandes cosas al país y al mundo. En diferentes ramas del deporte se ha llenado de gloria y se ha dado a conocer nuestra bandera, nuestra cultura y nuestra patria en el mundo.

Tenemos a Luisito Pie, nacido en Bayaguana, Monte Plata, quien ganó la única medalla dominicana en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, un bronce en taekwondo, así como numerosas medallas en competencias regionales.  Su hermano Bernardo también es un atleta de alta competencia en taekwondo y medallista en eventos internacionales.

Zacarías Bonnat, medallista de plata en las Olimpíadas de Tokio 2020 en levantamiento de pesas, también es nativo de Bayaguana. En una entrevista radial explicó que por ser hijo de padres haitianos tuvo grandes dificultades para obtener la cédula, que fue el momento más difícil de su carrera deportiva, tuvo que intervenir la federación de pesas para lograr que las autoridades le entregaran sus documentos. También admitió que fue una alegría mayor lograr la entrega de su cédula que ganar la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de 2019. Así de difícil fue.

La corredora Fiordaliza Cofil, de Guaymate, con apenas 17 años ganó una medalla de plata en los Juegos Centroamericanos de 2018. Junto a Lidio Feliz, Marileidy Paulino y Alexander Ogando, ganaron la medalla de oro en el relevo 4×400 del Mundial de Atletismo en 2022. En esta misma competencia, Ana José Tima logró un extraordinario récord nacional en salto triple. Tristemente, así como las historias de vida de los atletas ponen sobre relieve los obstáculos que el racismo institucional ha puesto para los dominicanos de ascendencia haitiana, de igual forma ha habido numerosas expresiones de odio racista contra los atletas en las redes sociales, lo que ha llamado la atención de los medios.

Otro gran atleta dominicano de ascendencia haitiana es el lanzador de grandes ligas Domingo Germán, nacido en San Pedro. En una declaración publicada en 2019 afirmó “soy dominicano, aunque por mis venas corre sangre haitiana”, mostrando orgullo por su herencia binacional. El basquetbolista dominicano Al Horford también tiene ascendencia haitiana y de la colonia inglesa caribeña Anguila.

Estos solo son algunos de los jóvenes dominicanos de ascendencia haitiana que han puesto en alto nuestra bandera, muchas veces superando dificultades como la exclusión social, la negación de la nacionalidad, el racismo, la explotación y la pobreza. Hoy son sinónimos de los grandes logros que es capaz de conquistar nuestra juventud.

Ahora pensemos, ¿qué lograríamos si nuestros jóvenes deportistas dominicanos de ascendencia haitiana no tuvieran tantas trabas a la hora de reconocer su derecho a la nacionalidad dominicana?

Hoy en día hay sectores de la sociedad que nos quieren mantener en la marginación, el anonimato, sabiendo nuestra capacidad de aportar a nuestra sociedad. Son incontables los testimonios de jóvenes cuyo desarrollo profesional, académico, deportivo, artístico, se ve frustrado por el racismo institucionalizado y la negación de nuestra nacionalidad y nuestra documentación. Ya no se trata solo de comentarios racistas en las redes sociales o los medios de comunicación, sino de políticas violatorias de los derechos humanos que los gobiernos aplican para mantenernos oprimidos.

No pedimos que se nos regale pescado o que nos enseñen a pescar, sino que nos dejen pescar y así contribuir y aportar al desarrollo de nuestro país.

Es hora de poner fin a los atropellos que sufrimos como jóvenes de ascendencia haitiana. Estamos seguros de que, con nuestra lucha, y siguiendo el ejemplo de nuestros grandes atletas, nuestra generación logrará la mayor conquista, más grande que cualquier medalla de oro, que es el reconocimiento pleno de nuestros derechos humanos y la restitución de nuestra nacionalidad. Quizás no lo logremos durante este gobierno que nos ha dado la espalda, pero lo lograremos

Quizás también te interese leer… 

AGRADECIMIENTO A MARINO ZAPETE

AGRADECIMIENTO A MARINO ZAPETE

Como parte de la comunidad de dominicanos de ascendencia haitiana, queremos públicamente agradecer a Marino Zapete por todos sus años de entrega al servicio de la información de una manera íntegra y apegada a una visión de defensa de los derechos humanos. Agradecemos que, en los momentos más difíciles de nuestra lucha como grupo vulnerado en la sociedad dominicana, él fue una voz de denuncia y solidaridad, al igual que Edith Febles y otros periodistas.

leer más

BOLETIN NÚMERO 2/2022

Desde el año 2010 empiezan a reunirse jóvenes de diversas comunidades, de bateyes y barrios de la República Dominicana, enfrentando una misma situación. Desde 2007 la JCE emitió circulares y resoluciones que pusieron en suspenso nuestros derechos fundamentales como personas dominicanas de ascendencia haitiana.

leer más

Reconocido

Publicado: Ago 31, 2022

Menú de Publicaciones

Publicaciones en Redes Sociales

Este es solo un testimonio de muchos casos de deportación indiscriminada de dominicanos por ser negros y no tener documentos, este caso lo ha hecho público la @CNDHrd vean más detallada en su cuenta de Instagram

¡Echa un vistazo al vídeo de Movimiento http://Reconoci.Do! #TikTok https://vm.tiktok.com/ZMYLrFoGR/ Compartimos esta denuncia de @CNDHrd sobre los abusos de las autoridades migratorias contra dominicanos negros confundidos con haitianos 👇🏿

En 2013, por decisión de un tribunal dominicado, más doscientos mil hijos de extranjeros se convirtieron en apátridas. ¿Cómo afecta esta decisión a las mujeres haitianas? @ABelique lo explica en un episodio de @elhilopodcast en @radioambulante
https://radioambulante.org/audio/aqui-no-se-puede-parir-episodio-extra

Cargar más tweet...