El movimiento Reconoci.do expresa su más profundo rechazo frente a los actos de violencia perpetrados por la Policía Nacional en contra de trabajadores cañeros que luchan por su derecho a una pensión.

 

El pasado 31 de Julio de 2017, agentes de la seguridad y el orden  reprimieron una manifestación del movimiento de los trabajadores cañeros en Santo Domingo.

Fotos: Carmen Suárez/acento.com.do
Fecha: 26/04/2012

No conforme con exprimirlos en los campos de caña de azúcar, y en otras actividades económicas del país, hasta dejar de ellos tan solo el bagazo; no bastando con haber sido víctimas de la trata de fuerza de trabajo en componendas ilegítimas entre gobernantes dominicanos y haitianos; no siendo suficiente haber absorbido todo su vigor y sus fuerzas por miserables pagos, en condiciones de semi-esclavitud moderna… Tampoco se ha querido respetar su derecho a una pensión para la cual se les descontaba dinero de la vergüenza de salario que les parecía darles. Se les ha sometido a una peregrinación injusta, como única vía para lograr recibir la pírrica pensión que les corresponde por derecho.

Todo esto es parte de la política de segregación y de violación de Derechos Fundamentales a los que se somete a esta población trabajadora y a sus descendientes, a quienes a pesar de nacer aquí no nos consideran hijos de esta tierra.

A todo esto, cómo infortunio heredado, se suman las agresiones y los malos tratos del gobierno. Hombres corpulentos, consumidos por el ego y el poder que les otorga un estado de violencia e impunidad, irrumpen una humilde y pacífica manifestación de los pobres y negros cañeros y, sin contemplación alguna, desatan sus furias sobre la escuálida y desgastada figura de un anciano. Este que salió de su humilde casa, esperanzado dejó a su familia por la mañana de este lunes 31 de Julio, para lanzarse una vez más junto a sus compañeros de lucha, en busca de una respuesta a la demanda de que le otorguen su pensión. Recibió como respuesta un bombazo en el pecho, a quemarropa, que lo ha puesto a debatirse entre la vida y la muerte.

Si su salvajismo no les permitió respetar las canas enrojecidas y consumidas por la miseria, menos les permitió respetar a las mujeres ancianas quienes también fueron salvajemente agredidas y vituperadas por los agentes del «orden», incluyendo al liderazgo solidario que acompañaba esa loable lucha. La intolerancia y desprecio del gobierno hacia la gente pobre, especialmente hacia las que políticamente no les resultan aprovechables, se hace patente una vez más. Y eso no puede ni debe ser tolerado.

Esa es la manera de reconocer la colaboración de los inmigrantes que dejaron su juventud en los cañaverales, aportando a la construcción de nuestro país. No fue suficiente el sudor y el tiempo consumido como abono para el crecimiento de nuestra nación y el engorde de inmensas fortunas del capital extranjero y de varias de las familias más ricas y poderosas del país; sino que es necesario sumar, como ingrediente adicional para el abono, la sangre de ellos. Al parecer ese es el precio que deben pagar por interpelar el orden de abuso e impunidad que impera en la República Dominicana.

Como hijos y nietos de esos cientos de hombres y mujeres que han dejado todas sus fuerzas para hacer rica esta nación en la industria azucarera, expresamos nuestro más profundo rechazo ante este hecho de abuso de la autoridad y del poder.  Sin duda alguna esto quedará marcado en la historia de los abusos de este gobierno que dice llamarse democrático y en la  lista de actos de violencia policial, esta vez, en contra de inmigrantes, personas envejecientes y manifestantes pacíficos.

En este sentido esperamos que las autoridades competentes  investiguen y sancionen a los agentes que actuaron ante este hecho tan brutal en contra de una población indefensa triplemente abusada, y que las consecuencias legales e institucionales lleguen hasta quienes tomaron la decisión de reprimir con brutalidad y abuso a nuestros cañeros.

Basta de atropellos y basta de impunidad.

 

Quizás también te interese leer… 

Reconocido

Publicado: Ago 8, 2017

w

Menú de Publicaciones

Publicaciones en Redes Sociales

Que el director de migración diga, que aquí el problema no es la delincuencia, los apagones, el desempleo, sino Haití, es un asunto grave, que el gobierno debe parar. Mensajes como esos incitan al odio.

Declaración de Roudy Joseph sobre detención arbitraria por DGM
"En mi caso la detención arbitraria estuvo motivada por el hecho de que estaba documentando los delitos de la DGM. Los agentes me arrebataron el celular y borraron las fotos y videos..." https://www.elmitin.do/declaracion-de-roudy-joseph-sobre-la-detencion-arbitraria-a-manos-de-la-dgm/

Cargar más tweet...

Formulario de Suscripción

Loading